Siempre he pensado que las impresoras 3D eran una moda, y que realmente la persona que se lo compraba era para imprimir “tonterías” poco útiles (“sé que pueden servir para muchas cosas chulas, pero un 70% de las personas solo hacen juguetitos :-D”).

He de reconocer que una persona con una mente abierta, habilidades manuales y que le guste el diseño puede sacar mucho partido a esta tecnología, pero yo (al menos de momento) no me encuentro entre ellos.

Hace un par de años, compré unas pantallas de ordenador, y como siempre me gusta gastar el dinero de la forma más eficiente posible (entiendo que como la mayoría), ¿Qué buscaba?

  • Un buen panel LED
  • Gran tamaño, aunque prefiero poner dos que uno muy grande. (22-24 pulgadas)
  • DisplayPort – HDMI
  • Etc…(barato, barato, barato)

Imagino que como buen informático, nos encantan los DELL P24xx que son ergonómicos, muy bonitos y bastante potentes, pero también sabemos que económicamente les tienes que dar mucho uso para que salgan rentables.

Encontré unos buenos candidatos. Lenovo L24q-10, reunen todo lo que yo buscaba y además como eran fechas de Blackfriday y descuento en reacondicionados, estaban a 300 euros la pareja. Además venían con unos marcos finos, perfectos para utilizar con doble monitor.

Llevo con ellos casi dos años, la verdad que me parecen “perfectos” para el uso que yo les doy. Su precio, calidad y acabados me han convencido, PERO, les he encontrado un gran defecto, su pie o peana es muy limitada, no tiene rótula y solo se inclina verticalmente.

“Bueno, le buscamos un soporte nuevo regulable y listo ¿no?” ¡pum! (error…)¡No admite soporte VESA!”

Abrimos Google, “soporte VESA lenovo L24q-10”. Muchos resultados, pero poca miga. No quiero un adaptador de los que “atrapa” la pantalla por el marco; existe una solución de Lenovo que son 40 euros por pieza (serían 80) más un soporte nuevo. “¿Los vendo y me compro los DELL?”

Encuentro de casualidad, un blog donde se han encontrado problemas como el mío, y a nuestro salvador de turno. Una persona ha diseñado en 3D, una pieza para poder convertir nuestro monitor, a un VESA estandar.

¿Nos ayudarán las impresoras 3D por fin?

Bueno, mi hermano es un friki de las impresoras 3D, hasta ahora pensaba que muchos juguetitos, llaveritos y cosas de esas, pero nada de utilidad “real” (exagerando mucho, no me lo tengáis en cuenta). Se lo comento, y al poco tiempo me lo tiene preparado (y gratis encima :-D).

Soy nuevo en esto de los diseños 3D, y aluciné un poco con los agujeros y todo a medida.

Con mucha ilusión empecé a buscar soportes regulables. He optado por uno que se agarre a la mesa, que aunque es más complicado de mover, pero una vez anclado queda muy chulo y con regulación “casi” total. Os dejo por aquí el enlace.

Manos a la obra, desconecto el monitor, desmonto el pie, y como dice el articulo, existe una “chapita” que es la que tengo que utilizar con la pieza de plástico.

Ahora viene lo “facil”, tiene los agujeros hechos, solo hay que meter los tornillos y acoplar la chapita metálica con el soporte en 3D. ¡pum!(error) Los agujeros no encajan del todo. ¿Mando la pieza metálica a mi hermano y que me lo rectifique?

Con unos agujeritos de taladro todo arreglado. (:-), cuidadin que es plastico y se derrite) También tuve que ensanchar los agujeros del VESA.

Una vez “reajustado” todo, la verdad que empieza a encajar todo bien.

Colocamos el soporte y acoplamos los monitores.

Y ya podemos mostrar el resultado final:

Queda mucho más friki así

Al final las impresoras 3D van a servir para algo…

(publicidad gratuita)

Si os interesa ver las aventuras de mi diseñador 3D favorito su instagram es @gbprops